¿A qué llamamos solvencia económica?

Aunque este concepto es realmente simple, a nivel económico engloba uno de los marcadores más importantes de la economía.

La solvencia económica es la capacidad real que tiene un sujeto, organización o gobierno para hacer frente a sus obligaciones, es decir, la liquidez real para pagar, invertir y ahorrar.

¿Cómo se mide la solvencia?

Más allá de la liquidez monetaria, la solvencia económica se mide también por la cantidad de bienes y recursos de toda clase que sean sujetos a permuta, venta o intercambio.

Si la sumatoria de todos estos factores supera las obligaciones se considera que la persona es solvente.

Si por el contrario, esta sumatoria resulta inferior a las obligaciones del sujeto, este se considera insolvente y con alto riesgo económico.

¿Cómo te beneficia tener solvencia económica?

Además de saberte capaz de cumplir con tus obligaciones, poseer solvencia económica también te permitirá obtener beneficios financieros.

Por ejemplo, para quienes demuestren poseer solvencia económica resulta mucho más sencillo obtener préstamos o créditos personales, de cuantías importantes.

Esto gracias a que los bancos y entidades financieras toman muy en cuenta la capacidad de pago o solvencia económica de cada sus clientes.

¿Cómo Aumentar Tu Solvencia Económica?

Existen algunos sencillos consejos que ayudarán a incrementar tu solvencia económica al tiempo que mejoras tus finanzas de manera integral.

 

  • Equilibra Tus Ingresos Y Egresos

 

Esto es fundamental a la hora de mejorar tu economía, recuerda que mientras mayores sean tus ingresos y menos gastos tengas, tu solvencia se incrementará.

 

 

  • Incrementa Tus Ahorros Fijos

 

Contar con un ahorro fijo o colchón económico te permitirá contar con un grado extra de solvencia económica.

Es decir, podrás hacer frente a gastos e inversiones habituales o no, en un momento determinado, algo imposible de hacer si no posees ahorros fijos.

 

  • Aprende A Prevenir

 

Estudiar el movimiento de tus finanzas te permitirá anticiparte a situaciones predecibles, esto te permitirá aprovechar la época de ganancias incrementando tu solvencia.

Así mismo podrás enfrentar las épocas de carestía sin afectar sustancialmente tu solvencia económica, esto se llama ser precavido.

 

  • Mejora Tus Hábitos Económicos

 

Esto te permitirá cumplir con el primer consejo, y hará que incrementes tu solvencia económica de forma sustancial y sostenida en poco tiempo.

Mejorar tus hábitos económicos se aplica principalmente a tus gastos, es decir, aprender a seleccionar los gastos importantes y reducir en la medida de lo posible cada uno de ellos.

 

  • Diversifica Tus Entradas

 

Uno de las mejores formas de incrementar tu solvencia económica es generando más ingresos, sin embargo, esto suele ser más difícil de lo que parece.

Si no puedes generar más ganancias con tu trabajo, intenta obtener otro empleo o invierte parte de tus ahorros en algún método de generación de ingresos pasivos.

Hoy en día con la web es más sencillo conseguirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *